Resonancia magnética lumbar: ¿En qué casos es necesaria?

resonancia magnetica

Todos hemos oído hablar de lo último en exámenes de imagen, como lo es el escáner o la resonancia magnética. Sin embargo, puede que no tengamos información acerca de qué se puede examinar con estos procedimientos.

Un ejemplo de ello puede ser la resonancia magnética lumbar. Este examen es un procedimiento médico no invasivo que utiliza imanes potentes y ondas de radio para obtener imágenes detalladas de la columna lumbar. Es una herramienta diagnóstica clave para evaluar la estructura y las posibles lesiones en la zona lumbar de la columna vertebral, que incluye las vértebras, los discos intervertebrales, los nervios y los tejidos blandos circundantes.

La resonancia magnética lumbar proporciona imágenes de alta resolución que permiten a los médicos detectar anomalías como hernias de disco, estenosis espinal, tumores, infecciones o lesiones traumáticas.

 Además, esta técnica ayuda a determinar la gravedad de los problemas lumbares y a planificar el tratamiento más adecuado para cada paciente, ya sea fisioterapia, medicamentos o incluso cirugía.

¿Qué enfermedades detecta la resonancia magnética lumbar?

La resonancia magnética lumbar es un examen médico utilizado en una variedad de situaciones para evaluar la columna vertebral lumbar y los tejidos circundantes. 

A continuación, se presentan algunos casos comunes en los que puede ser necesaria una resonancia magnética lumbar:

Dolor lumbar crónico

Cuando una persona experimenta dolor en la zona baja de la espalda de forma persistente, la resonancia magnética lumbar puede ayudar a identificar la causa subyacente. Puede revelar hernias de disco, degeneración de los discos intervertebrales, espondilosis, espondilolistesis u otras lesiones que puedan estar causando el dolor.

Lesiones traumáticas

En caso de una lesión en la columna vertebral lumbar debido a un accidente o una caída, una resonancia magnética lumbar puede proporcionar imágenes detalladas de las estructuras óseas y de tejidos blandos. Puede ayudar a detectar fracturas, lesiones de los tejidos musculares o ligamentosos, y evaluar el alcance de los daños.

Síntomas neurológicos

Si una persona presenta síntomas neurológicos como entumecimiento, hormigueo, debilidad o cambios en la función de la vejiga o el intestino, una resonancia magnética lumbar puede ser necesaria para evaluar posibles compresiones nerviosas o enfermedades de la médula espinal.

Seguimiento de enfermedades

En casos de enfermedades crónicas como la espondilitis anquilosante, la artritis reumatoide u otras afecciones inflamatorias de la columna vertebral, la resonancia magnética lumbar puede ser útil para monitorizar la progresión de la enfermedad, identificar cambios en las articulaciones o tejidos y evaluar la respuesta al tratamiento.

Evaluación prequirúrgica

Antes de una cirugía de columna lumbar, la resonancia magnética puede proporcionar información esencial para guiar al cirujano. Permite visualizar las estructuras anatómicas con claridad, identificar la ubicación precisa de las lesiones y ayudar en la planificación quirúrgica.

Es importante destacar que la resonancia magnética lumbar es solo una herramienta de diagnóstico y que su indicación debe basarse en la evaluación clínica completa del paciente. Cada caso es único y corresponde a los médicos determinar si se necesita una resonancia magnética lumbar para obtener una imagen más detallada y precisa de la columna vertebral lumbar y los tejidos circundantes.

¿Cómo se realiza una resonancia magnética lumbar?

resonancia magnética lumbar

El procedimiento de resonancia magnética lumbar consta de varias etapas:

Preparación

El paciente se cambia a una bata de hospital y se le proporciona protección auditiva para reducir el ruido de la máquina. Cualquier objeto metálico, como joyas o prótesis, debe ser removido debido a la interferencia con el campo magnético.

Posicionamiento

El paciente se acuesta en una camilla que se desliza dentro del escáner. Se colocan almohadas o soportes para garantizar una posición cómoda y estable durante el examen.

Inyección de contraste (si es necesario)

En algunos casos, se puede administrar un agente de contraste intravenoso para mejorar la visibilidad de ciertas estructuras. Esto se realiza mediante una pequeña aguja en la vena.

Adquisición de imágenes

El escáner de resonancia magnética emite ondas de radio y utiliza un potente imán para generar imágenes detalladas. Durante la adquisición de imágenes, es esencial permanecer inmóvil para obtener resultados claros y nítidos. El técnico operará el escáner desde una habitación contigua.

Duración del examen

La resonancia magnética lumbar puede durar de 30 a 60 minutos, dependiendo de la cantidad de imágenes necesarias y la complejidad del caso.

Después de completar el examen, el radiólogo revisará las imágenes y elaborará un informe detallado que será entregado al médico solicitante. El médico utilizará los resultados para realizar un diagnóstico preciso y determinar el plan de tratamiento adecuado.

En general, la resonancia magnética lumbar es un procedimiento seguro y no invasivo que proporciona una visión clara de la columna vertebral lumbar y los tejidos circundantes.

En ImatecSalud contamos con tecnología avanzada y un equipo de especialistas para brindarte diagnósticos precisos y oportunos. 

¿Ya revisaste nuestro blog?

Comparte

Facebook
Twitter
WhatsApp
Detrás del laboratorio médico

Detrás del laboratorio médico

Existen exámenes de rutina enfocados en analizar muestras de sangre u orina para diagnosticar preventivamente distintas patologías, de modo de poder tratarlas oportunamente. Por ello,

Leer más»

NEWSLETTER

Archivos

ImatecSalud Te Cuida

AGENDE SU HORA